Personas obesas y ejercicio físico

992

Las personas obesas y el ejercicio físico

El ejercicio físico recomendado a una persona obesa, decidida a bajar de peso y adelgazar, no puede ser una rutina genérica, por las propias características del individuo. El tratamiento de la obesidad con el ejercicio debe contemplar sesiones de intensidad dentro de los entrenamientos aeróbicos. Es muy importante que la pérdida de peso, programada para un tratamiento de obesidad, no sea a costa de la masa muscular. Hay que tener muy presente realizar ejercicios de fuerza, en sesiones de duración suficiente.

Personas obesas y ejercicio físico
Incluir sesiones de intensidad dentro de los entrenamientos aeróbicos

Este tipo de ejercicios tienen una consideración particular dentro del tratamiento de la obesidad y no deben de ser programados como parte de apoyo a la dieta.

No se puede pasar por alto el hecho de que las personas con problemas de obesidad se encuentran en desventaja a nivel de capacidad física  y resistencia al esfuerzo. Aun cuando los ejercicios de la fase inicial sean de baja intensidad.

Para planificar un entrenamiento para este tipo de situaciones, está claro que la progresión debe ir en ligero aumento progresivo pero existe cierta dificultad en cuantificar la duración y la intensidad.

Algunas de las teorías aplicadas por los profesionales en la actualidad, recomiendan realizar entrenamientos combinando periodos cortos de ejercicio y descanso o recuperación. De esta manera se consigue alcanzar la intensidad deseada al menos durante las fases exigentes del entrenamiento y provocando el proceso de cambios fisiológicos de inhibición de la insulina y que el organismo aproveche la glucosa generada.

Además se aumenta la secreción de hormonas tales como la adrenalina, el cortisol o la tiroxina, mejorando la circulación de la sangre y aumentando el consumo de energía desde las grasas. Personas obesas y ejercicio físico

El entrenamiento sometido a estas pautas de plazos cortos de tiempo pero intensos, consiguen elevar la secreción de las hormonas, quemando calorías hasta varias horas después de haber terminado con las rutinas encomendadas.

Si bien los ejercicios físicos recomendados a una persona obesa deben de cumplir con estas premisas, es importante que cada tipo de constitución fisiológica y morfológica sea estudiado en particular, valorando los niveles de capacidad cardio-respiratoria y resistencia muscular propios de cada persona. El programa alcanzará mayor nivel de eficacia cuanto más estrictamente sean atendidas todas las recomendaciones.

Personas obesas y ejercicio físicoPersonas obesas y ejercicio físico

Personas obesas y ejercicio físico

Personas obesas y ejercicio físicoPersonas obesas y ejercicio físico

Dieta, ejercicio físico y factores genéticos en la obesidad

Existen diversos factores genéticos que pueden afectar en la tendencia a la obesidad.

Efectivamente, se ha demostrado que existen dos mutaciones de los genes FTO y MC4R, que otorgan a sus portadores la predisposición a ser obesos.

El gen FTO es el más común y se le conoce como el gen de la masa grasa, por su influencia en la acumulación de grasa en el tejido adiposo, asignando un mayor índice de masa corporal, volumen y sobrepeso; mientras que el MC4R tiene un efecto añadido sobre el otro. Esto implica que el hecho de tener los dos aumenta la posibilidad de mayor sobrepeso, que quien solo tenga el primero.

El hecho de ser portador de estas mutaciones genéticas conlleva únicamente a una predisposición a la obesidad y puede ser corregida mediante el seguimiento de una dieta equilibrada y unos hábitos saludables de práctica de ejercicio físico, tal y como ha podido constatar un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn). Personas obesas y ejercicio físico

b8b1490fdeeb3069

En dicho estudio participaron 7000 personas que atendieron un cuestionario sobre la forma y costumbres de alimentación basada en la dieta mediterránea, así como de la actividad física desarrollada. Estas personas también fueron examinadas para detectar las anteriormente citadas alteraciones genéticas.

Las conclusiones del estudio confirman que, a pesar de que la genética pueda influir en la mayor propensión de este tipo de personas a ser obesas, no es un argumento definitivo para resignarse ni mucho menos. Unos hábitos de alimentación sana y equilibrada, junto con el ejercicio físico regular, pueden corregir estas anomalías genéticas.

Al contrario, las dietas desarregladas, con la comida basura y la vida sedentaria y poco activa, serán las causantes de los problemas de obesidad y sobrepeso.

Programa de ejercicio físico para obesos

Un plan de pérdida de peso y en consecuencia, adelgazar será efectivo desde el momento en que las calorías ingeridas son menos que las quemadas. Si las que suman llegan a través de los alimentos y las que se queman, se van debido a la actividad física, es evidente que la combinación de una dieta equilibrada y el ejercicio serán los que traigan resultados.

Hay que tomar en consideración que las dietas programadas para adelgazar conllevan una pérdida de masa muscular y que es un factor importante el cuidar su recuperación y fortalecimiento, mediante el ejercicio físico, para evitar otro tipo de males.

stk327234rknSi bien todos los casos de planificación, tanto de dietas como de entrenamientos, deben de ser individualizados, es importante darle un plus de atención en los casos de obesidad y considerar realizar un estudio médico para determinar que pautas son las más beneficiosas y no poner en peligro la salud.

Si consideramos que un plan de trabajo físico para una persona obesa, sí o sí, debe comenzar en niveles bajos de exigencia e ir subiendo escalonada y progresivamente, podremos definir unas sesiones de aproximadamente 150-180 minutos en el total de la semana, repartidos en 4 o 5 días. Una vez se ha comenzado con el plan, habrá que ir evaluando el progreso, pues si bien los resultados comenzarán a llegar en breve, hay que ir adecuando las nuevas situaciones y capacidades, aumentando los tramos y exigencias, buscando llegar a pautas lógicas y de acuerdo con las posibilidades reales de cada uno, con paciencia y disciplina. Personas obesas y ejercicio físico

Es cierto que cuanto más intensas sean las acciones, menor será el tiempo a dedicar a cada sesión pero, hay que valorar también el tipo de ejercicio a realizar. Ni las habilidades ni las capacidades de algunos son las mismas que las de otros pero es importante saber que la efectividad llegará de la realización, por una parte, de ejercicios aeróbicos (caminar, bicicleta, correr, nadar), combinados con ejercicios anaeróbicos y de fuerza (abdominales, pesas, etc.). Los unos desarrollan la resistencia y los otros mejoran el tono muscular. Siempre que se planee realizar algún tipo de actividad más bien intensa, sea del tipo que sea, es conveniente realizar una serie de ejercicios previos de calentamiento y posteriores de enfriamiento y estiramiento de los músculos trabajados. Esto hará que la recuperación tras el esfuerzo sea más rápida y que haya menos riesgo de lesión.

Personas obesas y ejercicio físicoPersonas obesas y ejercicio físico

Personas obesas y ejercicio físico

Personas obesas y ejercicio físicoPersonas obesas y ejercicio físico

Estos planes de ejercicios exigen un cambio también de mentalidad y de actitud frente a la vida, con lo que en la actividad diaria también debemos ser conscientes de las ventajas que ofrece el hecho de afrontar unas escaleras, evitar coger el coche, realizar las tareas domésticas, etc. Personas obesas y ejercicio físico

El hecho de haber tomado la determinación de dar un cambio en las actitudes de la vida, pues en realidad iniciarse con un plan de ejercicios y llevar un régimen ordenado de alimentación, implican un cambio importante tanto en la situación corporal, como mental. El hecho de ir notando la reducción de peso y del volumen, viendo que la ropa queda más holgada, seguro que es motivo de satisfacción por el trabajo realizado. Es bueno llegar a entender esto como filosofía de vida.

-=<oOo>=-

Puedes ver más artículos en mi Fan Page de Facebook y ojalá quieras darle un “Me gusta”

o

Compartir
Tratemos de cuidar nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestro entorno, para vivir con energía y aprovechar y disfrutar al máximo, cada momento. Desde mi experiencia profesional de más de 30 años como preparador físico y especialista en Health & Fitness, además de apasionado de la naturaleza, quiero compartir con vosotros mis conocimientos, convencido de que un estilo de vida saludable, puede hacer que la vida sea maravillosa.

No hay comentarios

Dejar respuesta